Portada     Correo     Artículos     Otro enfoque      Reportes     English  

Otro Enfoque Sobre la Teoria del SIDA

El Pequeño Periódico, Edición No. 45 de Octubre de 1995

Por Michael Gibbons

El virus de inmunodeficiencia humana es un retrovirus sinfotrópico que causa el SIDA, ¿cierto?

Esto es lo que el gobierno de USA, el establecimiento médico y virtualmente todos los investigadores científicos sostienen.

Desde 1987, sin embargo, Peter Duesberg, PhD, ha defendido una quijotesca teoría alternativa sobre la patogénesis del SIDA. Si él está en lo cierto, el virus VIH es el distractor del siglo.

"Tan viejo como América"

El Doctor Duesberg sostiene que el VIH es un virus convencional, "tal vez tan viejo como América", que es incapaz de matar a su huésped. No más de una de cada 500 de las células T humanas llega a ser activamente infectada por el VIH. Una infección a ese grado, no puede hacer daño al cuerpo.

"Después de estudiar la hipótesis VIH/SIDA por 8 años y a los retrovirus por 28 años aquí, en la Universidad de Berkeley, he llegado a la conclusión de que el VIH no es la causa del SIDA y que el SIDA no es una enfermedad infecciosa", escribió.

Duesberg: una autoridad

Antes de descartar esta afirmación, los lectores deben tener en cuenta que el Doctor Duesberg es considerado una de las más prominentes autoridades mundiales sobre virus. Fue elegido miembro de la Academia Nacional de Ciencias en 1983, por su trabajo pionero en el mapeo de la estructura genética de los retrovirus y fue nominado para el Premio Nobel por aislar el primer oncogen. (Un oncogen es un gen que se relaciona con la producción de un tipo particular de carcinoma y que la ciencia occidental ha considerado como la prueba de una predisposición genética al cáncer).

Es uno de los miembros de un grupo de sólo 23 científicos en los Estados Unidos que se ha encontrado merecedor de recibir el prestigioso reconocimiento del Instituto Nacional de Salud, al Investigador Excelente (Outstandong Investigator Grant) por la investigación en Cáncer.

Fruto del abuso de alucinógenos

El Doctor Duesberg considera que los indicadores de enfermedad utilizados en América y en Europa, como el sarcoma de Kaposi y la Neumonía que excede sus normales niveles, son el resultado de una larga exposición a las drogas recreacionales como la cocaína y al uso de inhalantes nitrados.

Cronológicamente, la epidemia del SIDA en los años 80 siguió al masivo escalamiento del consumo de drogas recreacionales, que empezó en los años 60 y 70.

La inmunodeficiencia, sostiene el Doctor Duesberg, no es causado por un virus que mata billones de células T, como sostiene la teoría convencional. Más bien, la inmunosupresión es causada por el abuso de sustancias y por la prescripción de la droga AZT, antiVIH, que mata "las células altamente proliferativas de la médula ósea".

El Sida Africano

El SIDA africano, en contraste, es culpa de la malnutrición proteica, las pobres condiciones higiénicas y las infecciones parasitarias.

En el número de febrero de 1991 de Medical Sciences, una de las revistas periódicas que publicó sus teorías, el Doctor Duesberg escribió: "Desde 1987 he cuestionado la hipótesis del VIH/SIDA porque el VIH está latente y presente en sólo una de cada 500 células T en el SIDA, porque no es conducta típica de los retrovirus matar células y porque el SIDA se manifiesta en promedio unos 10 años después de que el virus ha sido neutralizado por anticuerpos.

La teoría del Doctor Duesberg primero se encontró con el sorprendido y embarazado silencio de sus colegas, después de lo cual efectivamente excolmulgado del cuerpo científico por atreverse a cuestionar la ortodoxia de que el VIH causaba el SIDA.

Censura al nuevo enfoque

Ya no ha vuelto a ser invitado a dar conferencias científicas. Por primera vez en 25 años de practicar la ciencia, no logra que sus escritos sean publicados. En 1990 fue informado de que su ayuda de US$350.000 al año, del Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos, terminaría al finalizarse 1992.

El Doctor Robert Gallo, codescubridor del virus VIH y tiempo atrás un buen amigo, lo ha ridiculizado en la prensa. El Doctor Antonio Fauci, coordinador de la investigación sobre SIDA en el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, ha acusado públicamente al Doctor Duesberg de regar un "absoluto y completo contrasentido". Otro prestigioso investigador del SIDA, el Doctor David Baltimore, lo ha llamado "irresponsable y pernicioso".

La Hipótesis de Duesberg

El Doctor Duesberg permenece inconmovible. Dice que su hipótesis Drogas-SIDA explica lo siguiente:

El SIDA en América y Europa (90%) se da más que todo en los hombres, porque son ellos los que más droga consumen (90%).

Cerca del 80% de los que se inyectan son hombres y los homosexuales son los únicos que utilizan drogas como afrodisíacos.

A pesar del alarma pública, el SIDA no es una enfermedad sexualmente transmisible, sino un síndrome de enfermedades relacionadas con el consumo de drogas. Varios estudios demuestran que los drogadictos con y sin VIH tienen las mismas enfermedades.

Aunque no existe la vacuna ni drogas antiVIH, ningún doctor ha contraído SIDA contagiado por los 250 mil pacientes americanos, porque las enfermedades causadas por drogas no son contagiosas. Así como se demora entre 10 y 20 años de fumar y consumir licor para desarrollar un cáncer de pulmón o una cirrosis hepática, el SIDA se demora 10 años después que el VIH ha sido neutralizado por anticuerpos (Test positivo para SIDA), porque 10 años de consumo de drogas causa SIDA.

La mayoría (80%) de los bebés americanos con SIDA han nacido de madres que se han inyectado drogas durante el embarazo porque el consumo maternal, no el VIH materno, causan SIDA.

Aunque el 75% (15.000) de los americanos hemofílicos han sido infectados con VIH a través de transfusiones sanguíneas desde 1984, su expectativa de vida se ha doblado durante los últimos 10 ó 15 años, porque el tratamiento con Factor VIII de coagulación ha prolongado sus vidas. Estudios controlados acerca de la incidencia de las enfermedades que definen el SIDA en los hemofílicos con VIH positivo, es la misma que en los hemofílicos con VIH negativo. Sin embargo, las enfermedades de los hemofílicos VIH positivo son llamadas SIDA.

Una Tercera teoría

Además de la teoría oficial y la del Doctor Duesberg, existe una tercera teoría sobre la causa del SIDA y pertenece al Doctor Luc Montagnier del Instituto Pasteur de París, quien ha sido registrado como el codescubridor del virus VIH con el Doctor Gallo, de quien se dice que pudo haber robado la investigación del francés para mostrarla como propia. El Doctor Montaigner ha dicho recientemente que el VIH es probablemente necesario pero no suficiente para causas la enfermedad. Algún cofactor debe existir que ayuda a explicar las anomalías del SIDA.

En efecto, la CDC (?) ha postulado la existencia de al menos otro, todavía desconocido virus, porque no todos los casos de SIDA muestran signos de infección con VIH, de acuerdo con Los Angeles Times.

En 1992, inspirado por el Doctor Duesberg, un grupo de más de 40 científicos, incluyendo eminentes retrovirologistas, epidemiólogos e inmunólogos, se unieron para formar una coalición que se llam,a el Grupo de Revaluación de la hipótesis VIH/SIDA.

El fundador, Doctor Charles Thomas Jr., un biólogo de Harvard, explicó porqué fue inspirado para crear el grupo, diciendo "Creo que el silencio de los científicos en medio de estas dudas es tanto como negligencia criminal".

 

Roberto A. Giraldo
www.RobertoGiraldo.com


  Portada     Correo     Artículos     Otro enfoque      Reportes     English